Las mejores frases de abogados

Uno de los oficios más importantes en nuestro país es el de los abogados, gracias a ellos podemos defender nuestros derechos y evitar que otras personas se aprovechen de nosotros. Hay que tener en cuenta que todos los ciudadanos de nuestro país tienen derecho a ser defendidos por un abogado. Las personas que tienen dinero se lo pueden pagar ellas mismas, mientras que las personas sin recursos pueden solicitar uno de oficio.

Lo que está claro es que los abogados son muy importantes en nuestra sociedad. Por ese motivo, a lo largo de este artículo vamos a homenajearlos con algunas de las mejores frases sobre abogados. Pero antes de entrar en materia, queremos dejar claro que no todos los abogados son iguales, siempre debemos optar por los mejores.

Mejores frases sobre abogados

Gracias a la colaboración del bufete de abogados de Garanley hemos podido realizar este interesante listado de frases. Con su colaboración, no solo hemos podido conocer frases sobre ellos, sino que además nos hemos dado cuenta de lo importante que es estar bien protegido con la ayuda de un buen abogado. Dicho esto, pasamos a lo realmente importante, las frases.

  • Los abogados son quienes nos protegen contra los robos al llevarse la tentación.
  • El buen abogado es el mejor vendedor.
  • La muerte no es el final. Queda el litigio sobre la propiedad.
  • Un buen abogado es aquella persona que es capaz de hacer ver algo blanco cuando realmente es negro.
  • Tolera la verdad ajena en la misma medida en que quieres que sea tolerada la tuya.
  • Leal con tu cliente, al que no debes abandonar hasta que comprendas que es indigno de ti. Leal para con el adversario, aun cuando él sea desleal contigo. Leal para con el juez, que ignora los hechos y debe confiar en lo que tú dices; y que, en cuanto al derecho, alguna que otra vez debe confiar en el que tú le invocas.
  • Abrid escuelas y se cerrarán cárceles.
  • Un abogado es una persona que escribe un documento de 10000 palabras y lo llama resumen.
  • La defensa de un culpable no implica hacerlo inocente.
  • Por supuesto que la gente se está haciendo inteligente; están dejando que sus abogados, en lugar de sus conciencias, sean sus guías.
  • Quien se defiende a sí mismo tiene un tonto por cliente y un imbécil por abogado.
  • Si pusieses todas nuestras leyes de extremo a extremo no habría final.
  • El derecho es una profesión para personas con carácter, si te preocupa que tus sentimientos sean lastimados, dedícate a otra cosa.
  • Los abogados son las únicas personas no castigadas por la ignorancia de la ley.
  • Trata bien a un abogado y te tratará bien, trátalo como un juguete y te mostrará cómo se juega.
  • A veces critico a los abogados, pero reconsidero mis señalamientos cuando necesito de los servicios de alguno.
  • Solo los pintores y los abogados pueden cambiar el blanco al negro.
  • Abogado es la única profesión donde cuantos más hay, más son necesarios.
  • Un abogado incompetente puede retrasar un juicio durante meses o años. Un abogado competente puede retrasarlo incluso más tiempo.
  • A tus clientes les debes tu habilidad, no tu compasión.
  • Sin el derecho, una sociedad civilizada no sería posible.
  • Un buen abogado conoce la ley; un gran abogado conoce al juez.
  • Sé que todas esas horas de sacrificio y dedicación valdrán la pena cuando vea el rostro de mi cliente satisfecho.
  • Las buenas costumbres, y no la fuerza, son las columnas de las leyes; y el ejercicio de la justicia es el ejercicio de la libertad.
  • La abogacía es una lucha de pasiones.
  • El derecho se transforma constantemente. Si no sigues sus pasos, serás cada día un poco menos abogado.
  • Un abogado no necesita ser brillante; solo requiere sentido común y uñas más o menos limpias.
  • Todos los ámbitos de la vida humana están organizados conforme a un sistema legal, por lo que participarás en aquello que vertebra la sociedad.
  • No hay mejor forma de ejercitar la imaginación que estudiar la ley. Ningún poeta ha interpretado la naturaleza tan libremente como los abogados interpretan la verdad.
  • Los abogados son hombres que contratamos para protegernos de abogados.
  • Los abogados son caballeros entrenados que rescatan el patrimonio de tus enemigos y se lo quedan para ellos.
  • La justicia se defiende con la razón y no con las armas. No se pierde nada con la paz y puede perderse todo con la guerra.
  • Los abogados son como rinocerontes: gruesos de piel, cortos de vista y siempre preparados para cargar.
  • Así como peca el médico ignorante metiéndose a curar, así el abogado inepto tomando una defensa.
  • Si pusieses todas nuestras leyes de extremo a extremo no habría final.
  • La abogacía es una ardua fatiga puesta al servicio de las causas justas.
  • La abogacía es una lucha de pasiones. Si en cada batalla fueras cargando tu alma de rencor, llegará un día en que la vida será imposible para ti. Concluido el combate, olvida tan pronto tu victoria como tu derrota.
  • La salud del pueblo está en la supremacía de la ley.
  • Por supuesto que la gente se está haciendo inteligente; están dejando que sus abogados, en lugar de sus conciencias, sean sus guías.
  • Los delitos deben ser calificados según el daño infligido a la sociedad.
  • Ganamos justicia más rápidamente si hacemos justicia a la parte contraria.
  • El jurado está compuesto por doce personas elegidas para decidir quién tiene el mejor abogado.
  • Los delitos deben ser calificados según el daño infligido a la sociedad.
  • Sostengo que quien infringe una ley porque su conciencia la considera injusta, y acepta voluntariamente una pena de prisión, a fin de que se levante la conciencia social contra esa injusticia, hace gala, en realidad, de un respeto superior por el derecho.
  • La razón y la ley son sinónimos.
  • Estos son los mandamientos de Derecho: vivir honestamente, no ofender a los demás, dar a cada uno lo suyo.
  • La misericordia es una parte integrante de la justicia.
  • Temed, desventurados litigantes, más a los pleitos que a los abogados.
  • Ser bueno es fácil; lo difícil es ser justo.